20 noviembre, 2008

Inspiración en las estrellas

Soñé que veía naves espaciales
plateadas volando
en la neblina amarilla del sol,
había niños llorando
y colores volando
alrededor de los elegidos.
Todo un sueño, todo un sueño...
La carga había empezado.
Llevan volando la semilla plateada de la Madre Naturaleza
a un nuevo hogar en el sol.
Volando a un nuevo hogar la semilla plateada
de la Madre Naturaleza.

Desde que lo leí sentí cierta curiosidad por estos versos de After The Golrush.

Esa referencia a naves espaciales y vuelos espaciales no es un tema que Neil Young haya tocado frecuentemente. A pesar de que volar, lo que se dice volar... habrá volado más de una vez. Aunque no creo que haya ido tan lejos... pienso.

Ahora ya me parece que le he encontrado un sentido, un origen a estas palabras, porque por lo que se ve, la mitología Hopi (uno de los pueblos nativos norteamericanos más antiguos) recoge contactos entre los pobladores terrestres y unos visitantes de las estrellas de los que recibieron ayuda en épocas difíciles.

Si te gustan este tipo de leyendas, en la Wikipedia encontrarás una introducción a la leyenda hopi de los Katchinas, que son estos personajes de los que te hablo.

Y si no te molesta el idioma, en esta otra dirección encontrarás una explicación algo más extensa y las imágenes relacionadas.

Esta persona que ves aquí es el señor Martin Gashweseoma junto a un antiguo  petroglifo  que representa a una de estas naves voladoras.