28 enero, 2023

World Record: 18-nov-22

World Record


Apunte mundial
Noviembre-2022
Desde NYA Times-Contrarian.

World Record: 11.18.22

NYA11.21.22

World Record: 18-nov-22

NYA 21 de noviembre de 2022.

Age makes it seem the world goes faster. And while slowing it down might be a wonderful hope, the reality is that there is no way to make that happen. No one has any control on how quick time is passing. It's all in the perception, and as any time traveler realizes, perception is all.

La edad hace que parezca que el mundo va más rápido. Y aunque ralentizarlo podría ser una bonita posibilidad, la realidad es que no hay forma de conseguirlo. Nadie controla lo rápido que pasa el tiempo. Todo está en la percepción, y como cualquier viajero en el tiempo sabe, la percepción lo es todo.

When there is a new Neil Young album, there is an exciting feeling in the air. Life might be flying by, but with the new songs it feels like someone is in control in the way life's shape looks and feels. It is like there is an anticipation for what the music might be, and a thrill that the world could get changed by the songs. It's different from the way most other artists are perceived, because by now Young has carved out his own place in the world of popular music. It's like he's moved to a position all his own, something he's built over the six decades of writing and recording music.

Cuando se anuncia un nuevo álbum de Neil Young, se respira en el aire una sensación emocionante. Puede que la vida pase volando, pero con las nuevas canciones parece como si alguien tuviera el control sobre el aspecto y la forma de la vida. Es como si existiera una expectación por lo que pueda ser la música, y una emoción de que el mundo pueda cambiar con las canciones. Es diferente de la forma en que se percibe a la mayoría de los demás artistas, porque a estas alturas Young ya se ha labrado su propio lugar en el mundo de la música popular. Es como si se hubiera colocado en una posición propia, algo que ha construido a lo largo de seis décadas escribiendo y grabando música.

Almost 30 years ago when I was a publicist at Warner Bros./Reprise Records I started doing press for Neil Young. The long-time crew at Warner Bros., headed by Mo Ostin, were getting ready to move on and those of us at the back of the line-up would be moved up to the front. In many ways it was a sad time at 3300 Warner Blvd. That early crowd had built the label into being the very best in the record business. Through corporate skulduggery and flat-out stupidity, the corporate heavies at the top of the fool chain had decided to usher in new leadership at the long-venerated label. Big mistake, but there was no stopping it.

Hace casi 30 años, cuando era publicista en Warner Bros./Reprise Records, empecé a hacer trabajos de promoción para Neil Young. El equipo de Warner Bros. de toda la vida, encabezado por Mo Ostin, se preparaba para marcharse y los que estábamos al final de la alineación íbamos a pasar al frente. En muchos sentidos, fue una época triste en el 3300 de Warner Blvd. Aquella gente de la primera época había convertido a la discográfica en la mejor del sector. Mediante argucias corporativas y la más absoluta estupidez, los peces gordos de la cúpula de la compañía habían decidido dar paso a un nuevo liderazgo en la tan venerada discográfica. Un gran error, pero no había forma de evitarlo.

The end result was that those of us in the second ranks became in charge of various departments and it was on us to do our best. And we all really tried. As a publicist, I have always believed you can only be as good at what you do as the artists you represent. If you believe in the true power of music, then there is no other road than to try and work with those singers and songwriters with that true power. And lucky for us at our record company, there were many, many artists in that rank.

El resultado final fue que los que estábamos en segunda fila pasamos a estar a cargo de varios departamentos y dependía de nosotros hacerlo lo mejor posible. Y todos lo intentamos. Como publicista, siempre he creído que sólo puedes ser tan bueno en lo que haces como los artistas a los que representas. Si crees en el verdadero poder de la música, no hay otro camino que intentar trabajar con esos cantantes y compositores que tienen ese auténtico don. Y por suerte para nosotros en nuestra compañía discográfica, había muchos, muchos artistas en ese nivel.

And what I quickly learned in starting to work with Neil Young was that he and his near-clairvoyant manager Elliot Roberts had a very distinct and prescient opinion on how publicity operated. And in many ways, it was one that was all their own. Most importantly, there was no need to try and make every album release a major affair. And with so many releases from Young over the years, they took the attitude that not all their albums were created equal. Some were prime time and clearly ready for the big push, while others were ones that could survive on their own and the sheer strength of the music on the disc to carry them forward. It wasn't always a popular practice with the owners of the company, but in Neil Young territory it wasn't really open for discussion.

Y lo que aprendí rápidamente al empezar a trabajar con Neil Young fue que él y su casi clarividente mánager Elliot Roberts tenían una opinión muy clara y acertada sobre cómo funcionaba la publicidad. Y, en muchos sentidos, era la suya propia. Lo más importante es que no había necesidad de intentar hacer de cada lanzamiento un gran acontecimiento. Y con tantos lanzamientos de Young a lo largo de los años, adoptaron la actitud de que no todos sus álbumes eran iguales. Algunos eran de primera categoría y estaban claramente preparados para el gran empujón, mientras que otros podían sobrevivir por sí solos y la fuerza de la música del disco los llevaba adelante. No siempre fue una práctica popular entre los propietarios de la compañía, pero en el ámbito de Neil Young no se podía discutir.

I can recall some new releases when it felt like Young knew exactly what he'd created and how it would be received, and he was ready to tell the world about it. It made for some extremely exciting days and nights, with interviewers and TV crews coming and going and the world opening up to some new Neil Young music of the spheres. There is nothing more exciting I have found than being on the train when an incredible new set of songs blasts into the world and there is a reverberating agreement that the music is moving everything into an undeniably new plateau. It was uncanny how tuned into the media the artist was. It was like he had gotten inner signals on how some albums would be righteously received. Of course, no one is right all the time, but Young got close.

Recuerdo algunos nuevos lanzamientos en los que parecía que Young sabía exactamente lo que había creado y cómo sería recibido, y estaba dispuesto a contárselo al mundo. Fueron días y noches muy emocionantes, con entrevistadores y equipos de televisión yendo y viniendo y el mundo abriéndose a la nueva música de las esferas de Neil Young. No hay nada más emocionante que estar en el barco cuando una nueva serie de increíbles canciones irrumpe en el mundo y hay un consenso generalizado de que la música lo está llevando todo a un innegable nuevo nivel. Era asombroso lo sintonizado que estaba el artista con los medios de comunicación. Era como si hubiera recibido señales internas de cómo serían recibidos algunos álbumes. Por supuesto, nadie acierta siempre, pero Young estuvo bien cerca.

Now, on what is being called Neil Young's 42nd album, it feels like it's time again for the klieg lights to come on and the sonic receptors to tune in. WORLD ORDER has the depth and the breadth and, yes, the weight of the world on its side. In a time when it often feels like the future of the planet is being used as a soccer ball, there are ten songs here striving to tell the truth of what is actually happening. And do it in a way that allows for the lessons of love and spirit to maybe even have a say in how things work out. The album carries a gravitas that doesn't so much bring things down. Rather, it seems like the songs are offering a vision on how we got here, and even more powerfully a map on how we might move into a more sustaining effort with the earth and ourselves. WORLD ORDER isn't giving orders, but it sure is opening life up to the feelings that could move humans to a better place. At its most elemental, that's exactly what Neil Young has done.

Ahora, en lo que se ha dado en llamar el 42º álbum de Neil Young, parece que ha llegado de nuevo el momento de que se enciendan las luces klieg y se sintonicen los receptores auditivos. WORLD ORDER tiene la profundidad y la amplitud y, sí, el peso del mundo de su lado. En una época en la que a menudo parece que el futuro del planeta se utiliza como un balón de fútbol, aquí hay diez canciones que se esfuerzan por contar la verdad de lo que está ocurriendo realmente. Y lo hacen de una forma que permite que las experiencias de amor y espíritu tengan algo que decir sobre cómo se resuelven las cosas. El álbum transmite una seriedad que no deprime tanto. Más bien parece que las canciones ofrecen una visión de cómo hemos llegado hasta aquí y, lo que es aún más importante, un mapa de cómo podemos avanzar hacia un compromiso más sostenible con la Tierra y con nosotros mismos. WORLD ORDER no da órdenes, pero sin duda nos abre la mente a los sentimientos que podrían llevar a los seres humanos a un lugar mejor. En su forma más elemental, eso es exactamente lo que ha hecho Neil Young.

The package the discs come in feels like a family album. On the cover is father Scott Young, strikingly dressed and clearly a young man in a hurry. On the inside gatefold is a photo of mother Edna "Rassy" Young with her youngest son in the 1970s. And on two disc sleeves are the older brother and younger sister: Bob Young and Astrid Young. In some ways, it feels like Neil Young is opening up about his family, and sharing their images in ways that really shows the family he has always been a part of. Like maybe now is the time to open that door to familiarity. Along with the photos are the birth dates of not only his family members, but also every single person who worked on MODERN WORLD, as if now is the time we share our humanity and who we are. Who knows? Maybe that is the way to offer a small beginning to breaking down the barriers that separate us, and if not now when is the time to start that process.

El embalaje de los discos parece un álbum familiar. En la portada aparece el padre, Scott Young, muy bien vestido y visiblemente apresurado. En el desplegable interior hay una foto de la madre, Edna "Rassy" Young, con su hijo menor en los años setenta. Y en dos fundas de disco están el hermano mayor y la hermana menor: Bob Young y Astrid Young. En cierto modo, da la sensación de que Neil Young se está abriendo sobre su familia, y compartiendo sus imágenes de forma que realmente muestra la familia de la que siempre ha formado parte. Como si tal vez ahora fuera el momento de abrir esa puerta a la familiaridad. Junto a las fotos aparecen las fechas de nacimiento no sólo de los miembros de su familia, sino también de todas y cada una de las personas que trabajaron en MODERN WORLD, como si ahora fuera el momento de compartir nuestra humanidad y quiénes somos. ¿Quién sabe? Quizá sea esa la forma de ofrecer un pequeño punto de partida para derribar las barreras que nos separan, y si no ahora es el momento de iniciar ese proceso.

In the end, these songs all carry such a wide-open feeling of exactly where Neil Young is now, and also strong overtones of where he came from and how he got it. As if maybe as we all approach wherever each of our trails is leading, it's a wonderful moment in the world's history to open up to ideas and spiritual elements that allow a rebirth in ways that are rarely imagined.

Al final, todas estas canciones transmiten una sensación muy franca de dónde se encuentra Neil Young ahora, y también fuertes matices de dónde vino y cómo lo consiguió. Como si tal vez, a medida que todos nos acercamos a dondequiera que nos lleve cada uno de nuestros caminos, fuera un momento maravilloso en la historia del mundo para abrirse a ideas y elementos espirituales que permitan un renacimiento de formas que rara vez se imaginan.

The first song, "LOVE EARTH," says it all: "Love Earth / there's really nothing better to give / love Earth / and your love comes back to you..." Surely that is one of the strongest and most straightforward ideas Neil Young has ever written. It says it all. La primera canción, "LOVE EARTH", lo dice todo: "Ama la Tierra. / Realmente no hay nada mejor que dar. / Ama a la Tierra. / Y tu amor volverá a ti...". Sin duda es una de las ideas más fuertes y directas que Neil Young haya escrito jamás. Lo dice todo.


Crazy Horse (Billy Talbot/bass, Ralph Molina/drums and Nils Lofgren/guitar, piano, accordion, with all on backing vocals) has become the band of bands. Together over 50 years, they have progressed into the musical twilight zone of telepathy where words are not needed between them and the one-mind concept guides the group into musical worlds that cannot really be explained but must be heard. As WORLD RECORD begins to take off for a sonic journey there is a feeling of deep anticipation that what is ahead will include revelations and surprises, much like the rides at a county fair. Rather than normal progressions, these will be songs that come from a deeper zone, one where Young has discovered anew.

Crazy Horse (Billy Talbot/bajo, Ralph Molina/batería y Nils Lofgren/guitarra, piano, acordeón, todos ellos coros) se ha convertido en el grupo de los grupos. Juntos durante más de 50 años, han progresado hacia la zona musical de la telepatía, donde las palabras no son necesarias entre ellos y el concepto de una sola mente guía al grupo hacia mundos musicales que no pueden explicarse realmente, pero que deben escucharse. A medida que WORLD RECORD comienza su viaje sonoro, existe una sensación de profunda anticipación de que lo que está por venir incluirá revelaciones y sorpresas, como las atracciones de una feria de la comarca. Más que progresiones normales, éstas serán canciones que provienen de una zona más profunda, una a la que Young ha llegado de nuevo.

The second track, "OVERHEAD," states that fact as vividly as it can: "It's my life / it's my love / it's my day..." It is love in its highest elevation, both physically and emotionally, and finding it now, in 2022, is the gift of a lifetime. El segundo tema, "OVERHEAD", lo expresa de la forma más vívida posible: "Es mi vida / es mi amor / es mi día...". Es el amor en su máxima elevación, tanto física como emocional, y encontrarlo ahora, en 2022, es el regalo de toda una vida.


Fighting for what needs to be fought for has been the story of the world since its beginning. "I WALK WITH YOU (earth ringtones)" steps right into that dilemma of trying to understand the place for strife and suffering in life, knowing that it has always been there and very well could always be. But it doesn't need to stop there. There are places to move on to, and that is the human struggle. Or as Young sings, "It's the price of life..." Luchar por lo que hay que luchar ha sido la historia del mundo desde sus comienzos. "I WALK WITH YOU (earth ringtones)" se mete de lleno en ese dilema de intentar comprender el lugar que ocupan la lucha y el sufrimiento en la vida, sabiendo que siempre han estado ahí y que muy bien podrían estarlo siempre. Pero no tiene por qué detenerse ahí. Hay lugares hacia los que avanzar, y ésa es la lucha humana. O como canta Young: "Es el precio de la vida...".


"THIS OLD PLANET (changing days)" invokes the days of youth when things seemed simpler, and options were open. But, really, that's the way it is for the young. It's the gift that's given that feels like it will last forever until life takes us through the years. And not until then the lights of reality shine through and we all end up so much nearer the end of the beginning does that curtain open up on the last act. Of course, the only response is to repel the fear and hope for the future for all those who will be here after us. The changing days are changing for all of us, and some have more to be here for than others. But that is truly the equation of life and the changing days are still the same. For all of us. "THIS OLD PLANET (changing days)" invoca los días de juventud, cuando las cosas parecían más sencillas y las opciones estaban abiertas. Pero, en realidad, así son las cosas para los jóvenes. Es el regalo que se recibe y que parece que va a durar para siempre, hasta que la vida se encarga de hacernos pasar los años. Y no es hasta entonces cuando las luces de la realidad brillan y todos acabamos mucho más cerca del final cuando se abre el telón del último acto. Por supuesto, la única respuesta es alejar el miedo y tener esperanza en el futuro de todos los que vendrán después de nosotros. Los días cambian para todos nosotros, y algunos tienen más por lo que estar aquí que otros. Pero esa es realmente la ecuación de la vida y los días cambiantes siguen siendo los mismos. Para todos nosotros.


Halfway in WORLD RECORD and it's time for the big reality check on "THE WORLD (is in trouble now)." Neil Young has had such a close personal relationship with the earth his whole life that when he sees the harsher side of the shape it's in now it comes as a heavy blow. One that cannot be ignored. The trouble has been growing, and it's not turning back. Nor will he. As he sings, "Because the world has held me so / I never will let go..." We are all, whether consciously or not, warriors for earth. That is the only way mass survival will work. The great reckoning that will surely come is not a threat, but more like a promise. A promise that can be kept. That is our survival. Estamos a mitad de WORLD RECORD y es hora del gran golpe de realidad de "THE WORLD (is in trouble now)". Neil Young ha tenido una relación personal tan estrecha con la tierra toda su vida que cuando ve el lado más duro de la forma en que está ahora le llega como un mazazo. Un golpe que no puede ignorarse. El problema ha ido en aumento y no tiene marcha atrás. Y él tampoco lo hará. Como canta: "Porque la tierra me ha sostenido, nunca la abandonaré...". Todos somos, conscientemente o no, guerreros por la Tierra. Sólo así funcionará la supervivencia en gran escala. El gran ajuste de cuentas que seguramente llegará no es una amenaza, sino más bien una promesa. Una promesa que puede cumplirse. Esa es nuestra supervivencia.


And that survival comes in "BREAK THE CHAIN." The call has been given and prospects are clear. The chains of our lives that must be broken comes when Young sings "I'm gonna love every breath that I take..." And then Crazy Horse shifts into overdrive and hot rods it into tomorrow, knowing that this is no idle threat. Some chains must be broken, and these are the ones. Y esa supervivencia llega en " BREAK THE CHAIN". La convocatoria está hecha y las perspectivas son claras. Las cadenas de nuestras vidas que deben romperse llegan cuando Young canta "Voy a amar cada bocanada de aire que respire". Y entonces Crazy Horse se pone en marcha y se lanza a por el mañana, sabiendo que no es una amenaza vana. Algunas cadenas deben romperse, y éstas son las que hay que romper.


Nearing the end of WORLD RECORD has the feeling of an opening and closing of life. The back-and-forth of positivity and negativity are locked in battle, and the only way to get through to the higher side is through songs like "THE LONG DAY BEFORE." The daily news cannot always be believed, and the ideas and beliefs that will help pave a new road to survival are being covered up daily. The booklet lyrics shift to italics to make sure the message in plain sight is not missed: "In the long days before to / the nights of the morning after it / will live on as a memory of fate..." Cerca del final de WORLD RECORD se tiene la sensación de una apertura y un cierre de la vida. El ir y venir de la positividad y la negatividad se enzarzan en una batalla, y la única forma de pasar al otro lado es a través de canciones como "THE LONG DAY BEFORE". Las noticias de los diarios no siempre se pueden creer, y las ideas y creencias que ayudarán a allanar un nuevo camino hacia la supervivencia se ocultan a diario. La letra del libreto pasa a cursiva para que no se pierda el mensaje que está a plena vista: "Desde el largo día previo / a la noche de la mañana siguiente, / seguirá viviendo como un recordatorio del destino".


Once again, hope sings eternal on "WALKIN' ON THE ROAD (to the future)" where the past is owned up to and a new resolve to move forward beyond war is given. Sometimes the equation of life is not about doing the right thing but doing the only thing that will bring salvation. There is no alternative. The children of the future hang in the balance, and the lyric sleeve shifts to all caps: "NO MORE WAR / ONLY LOVE..." Young has taken the express train to the end of the line and shown his hand. This is the whole deal. Una vez más, la esperanza se vuelve eterna en "WALKIN' ON THE ROAD (to the future)", donde se asume el pasado y se toma una nueva determinación para avanzar más allá de la guerra. A veces la ecuación de la vida no consiste en hacer lo correcto, sino en hacer lo único que traerá la salvación. No hay alternativa. Los hijos del futuro penden de un hilo, y la letra de la canción se escribe en mayúsculas: "SIN MÁS GUERRA, SÓLO AMOR..". Young ha tomado el tren rápido hasta el final de la línea y ha mostrado sus cartas. Esto es todo.


And after such an enthralling wandering around the Earth and the closer edges of the cosmos, what is the final truth? Listeners must know. "THE WONDER WON'T WAIT," of course. Neil Young sums it up as succinctly as anyone ever has in song: "Take some time to live before you die / 'cause the wonder won't wait / No the wonder won't wait..." Then the Earth answers: "I'm the Earth and I wanna live / The wonder won't wait / for me...to swing at the stars in the sky." And, finally, the first disc ends like the words on the little paper in a Chinese fortune cookie: "Take some time to live / before you die / 'Cause the wonder won't wait / No the wonder won't wait for you / to stand outside yourself." We all live inside ourselves, and spend our days trying to connect with what is outside us. The obvious arrives just in time: it is all one, inside and outside, and the connection is already there, but broken. It is time to reconnect. Y después de tan apasionante deambular por la Tierra y los rincones más cercanos del cosmos, ¿cuál es la verdad final? Los oyentes deben saberlo. "THE WONDER WON'T WAIT", por supuesto. Neil Young lo resume tan sucintamente como nadie lo ha hecho antes en una canción: "Tómate un tiempo para vivir antes de morir / porque la maravilla no va a esperar. / La maravilla no va a esperar". Entonces la Tierra responde: "Soy la Tierra y quiero vivir / La maravilla no esperará / a que yo... me balancee en las estrellas del cielo". Y, finalmente, el primer disco termina cual papelito de una galleta china de la fortuna con las palabras: "Tómate un tiempo para vivir / antes de morir. / Porque la maravilla no va esperar / La maravilla no va a esperar. / Sal de ti mismo". Todos vivimos dentro de nosotros mismos, y nos pasamos el día intentando conectar con lo que hay fuera de nosotros. Lo obvio llega justo a tiempo: todo es uno, dentro y fuera, y la conexión ya está ahí, pero rota. Es hora de volver a conectar.


WORLD RECORD's second disc is a song called "Chevrolet," and is a musical opus of openness, full of reflection on the past and surprise for the future. It is over 13-minutes, and worth the long drive. Sit in the front seat with Neil Young and discover another story of life filled with twists and turns, fueled by soaring guitars and one of the best rhythm sections that ever played rock & roll. And like a classic Chevrolet, there won't be another. But they're still right here now. Surprises guaranteed. El segundo disco de WORLD RECORD es una canción llamada "Chevrolet", y es un opus musical de sinceridad, lleno de reflexión sobre el pasado y de sorpresa para el futuro. Dura más de 13 minutos, y merece la pena el largo viaje. Siéntate en el asiento delantero con Neil Young y descubre otra historia de vida llena de giros y vueltas, alimentada por guitarras trepidantes y una de las mejores secciones rítmicas que jamás haya tocado el rock & roll. Y al igual que un Chevrolet clásico, no habrá otro. Pero ellos siguen aquí y ahora. La sorpresa está garantizada.


Bill Bentley: 8.24.50

Bill Bentley: 24-ago-50

24 enero, 2023

Johnny Rotten, ‘one point’

 


FERNANDO ARAMBURU en su su columna del diario EL PAÍS opina:

Uno ya ha visto lo suficiente como para no extrañarse de nada, ni siquiera que el antiguo cantante de los Sex Pistols aspire a representar a Irlanda en Eurovisión



En un primer momento, pensé que se trataba de la última provocación de uno de los adalides del punk. John Lydon, alias Johnny Rotten, 66 tacos, excantante (es un decir) de Sex Pistols, ........

23 enero, 2023

Neil Young & Crazy Horse - Chevrolet (Radio Edit) [Official Music Video]

Neil Young (desde NYATC):
Aunque fue escrita para piano, la versión grabada de Chevrolet es una odisea guitarrística, un largo viaje errante marcado por los cambios de rumbo.

Con sus más de 15 minutos, Chevrolet estaba condenada a no escucharse nunca en la radio. Como veterano, la radio es mi lugar favorito para escuchar música. Después de que tanta gente me dijera que le encantaba la canción, decidí hacerla compatible con la radio y crear un single para poder seguir viviendo en mi pasado. Con sus 4:59, un segundo por debajo del límite que marca la radio, la canción sigue viva y cuenta su propia historia. Se ha creado un nuevo vídeo de dhlovelife que rinde homenaje al alma de los Chevrolets. Disfrutadlo:


NYwCH - Chevrolet (Radio Edit) [Official Music Video]


20 enero, 2023

David Crosby, el ‘hippie’ pelmazo y de gran olfato que impulsó Laurel Canyon

 


Chulo, adicto y dogmático, el fundador de The Byrds y Crosby, Stills & Nash, que ha muerto a los 81 años, fue el pegamento de la irrepetible tribu folk que desde Los Ángeles iluminó a la música norteamericana en los setenta y setenta

Obituario de Fernando Navarro en la sección de Cultura del diario EL PAÍS.

Muere David Crosby

 


El influyente fundador de The Byrds e integrante de Crosby, Stills, Nash & Young fallece a los 81 años después de definir el sonido de los sesenta