31 enero, 2010

Neil Young… “serenateado” en el Musicares Person of the Year

Te extraigo algunos comentarios del artículo que Roger Friedman ha escrito en su blog, Showbiz411.com, relatando su visión de la cena que, en honor de Neil Young, se celebró la pasada noche con el fin de recoger fondos para la MusiCares Foundation, una asociación dedicada a resolver problemas médicos y sociales de los músicos estadounidenses con dificultades.

Este evento anual hace en 2010 el número 20 y como ya sabrás ha sido dedicado a Neil Young.

Pues bien, Roger, que estaba sentado junto a Tony Bennett, empieza dando una arena y otra de cal:

Al oír a los Red Hot Chilli Peppers interpretar una disonante versión de “A Man Need A Maid”, del homenajeado Neil Young, Bennett me dijo: “Esta noche me demuestra que en el mundo hay sitio para todos”. Dijo también. ¡Esa [Neil] es una persona de bien!

Neil Young… debió recibir buenas vibraciones de Bennett porque cuando llegó la hora de aceptar el premio, fue de él de quién habló. “Miren a Tony Bennett” dijo Young a la multitud dijo a la multitud de estrellas del Convention Center de Los Angeles. “¡Él es Rock!”

Y también hay algo de cotilleo amarillo:

La estrella de country Keith Urban, quien al final interpretó “Rockin’ In The Free World” con John Fogerty y Booker T., trajo a su esposa, la estrella de cine Nicole Kidman. Matthew McConaughey y su recientemente mamá Camilla Alves fueron sentados en la parte opuesta de la sala, quizás para compensar. Divisé a John C. Reilly sentándose con el escritor-productor-director Judd Apatow y el actor Jason Schwartzman. Ray Liotta orbitó alrededor de la sala, con el pelo completamente levantado. Allí estaban Jeff Beck (con el legendario productor británico Harvey Goldsmith) y Beck (simplemente Beck). El afamado productor Phil Ramone estaba sentado en la mesa Bennett, un poco más adelante con los tres hijos de Bennett (Danny, el manager, y esposa Carrie, Antonia, la hija cantante, y Dae Bennett, el productor), así como también Mitchell Davis (el hijo de Clive), y Jay Krugman. Creo que vi al barbudo solitario Rick Rubin entrar con Gina Gershon. Y también a Jeff Lynne y Joe Walsh.
Elvis Costello trabajó la sala, vistiendo una suerte de sombrero Gaucho y traje negro. Más tarde interpretó una alegre y primeras canción de Young titulada “The Losing Edn”.

Luego vino el turno de recogida de dinero, con la subasta de prendas personales y canciones, e incluso un autógrafo de Neil (ahora comprendo porque no me lo quiso dar en París, je, je).

Jack Black, presentador del show, empezó pronto la labor de sacar dinero MusiCares — que ayuda a músicos indigentes — subastando sus zapatos y otros artículos. Cuando decide hacer un cartel desde el escenario con una cita de Neil Young, dio paso al subastador profesional de la tarde, el cual seguramente creía que ya había acabado su jornada laboral tras la subasta formal de artículos (Elton John pagó 12.000 dólares para cantar con Brian Wilson). El hombre estaba ahora algo ebrio, lo cual fue gracioso. Vendió el cartel — Young se ofreció para autografiarlo — por 40.000 dólares.

El cartel decía:

“Just do what you want to do, don’t listen to anyone else”
(Simplemente haga lo que usted quiere hacer, no escuche a ningún otro).

Esa filosofía proviene de las canciones de Young, las cuales fueron realizadas por un número enorme de estrellas de la música. Los momentos más sobresalientes fueron los de Elton John, Leon Russell, T Bone Burnett, Sheryl Crow y Neko en “Helpless”. Esto fue especialmente doloroso porque Russell ha estado muy enfermo últimamente. Precisamente él y Elton han colaborado en pistas de un álbum que harán pronto con Burnett. Más tarde, todos ellos se unieron a James Taylor en el “Heart of Gold” de Young. Neil y Pegi apoyaron muy dulcemente sus cabezas sobre los hombros de cada cual, disfrutando mucho con ello.

Aunque esas no fueron las únicas actuaciones:

Sensacional interpretación “Broken Arrow” de Wilco; clamorosa “Mr. Soul” de Ozomatli; Dave Matthews, “The Needle and the Damage Done”; Jackson Browne, “Don’t Let It Get You Down”; Jason Mraz y Shawn Colvin, “Lotta Love”; Ben Harper, “Ohio”; “Tell Me Why,” Norah Jones; “Comes a Time,” Lucinda Williams, Emmylou Harris y Patti Griffith; Lady Antebellum, “Only Love Can Break Your Heart”; Stephen Stills con Sheryl Crow tocando el acordeón en ”Long May You Run”; y Crosby, Stills & Nash haciendo “Human Highway.”

Y, más o meno, eso fue todo. Ahora, de postre, estos vídeos como resumen de la noche.

(Llamar disonante a esta interpretación no es apropiado. Creo que Red Hot ha hecho un buen trabajo de adaptación, aunque claro, yo no soy músico)

Otra revista en Undecover.

2 comentarios:

Roberto Leal dijo...

estaba algo desconectado, y hoy viendo el telediario lo vi y vaya alegria me lleve!

Luis dijo...

Tío Neil se lo merece todo y más. Es el más grande