26 marzo, 2014

Neil Young – «Till The Morning Comes» – After the Gold Rush (1970) – 1:20


Poniendo fin a la cara A del disco —uno de los mejores del cantautor canadiense— se encuentra esta cancioncilla que antes de terminar ya nos tiene con una sonrisa de oreja a oreja y cantando a pleno pulmón.

Esto es lo que escribe Pablo Hernández Blanco en JOT DOWN a propósito de las veces que la música 

se ha ocupado diligentemente de recordarnos lo mucho que se puede hacer en muy poco tiempo.
Creo recordar que algo parecido se suscitó en esta playa  hace muchas mareas.
Si hay curiosidad por conocer las ilustres elegidas con el único y arbitrario criterio de validez de no superar los 01:59 minutos, solamente tienes que enlazar con la fuente.