19 enero, 2016

Puro vicio o ........vicio propio

Este fin de semana pasado me encontré en el + la película de 2014 de Paul Thomas Anderson sobre el libro de Thomas Pynchon cuyo título libremente traducido por estos lares da el interesante juego de palabras.
Y dentro de ella y entre los efluvios de los porros y la California hippie, dos canciones de Neil Young de la época: Harvest y Journey Through The Past subrayaban los fotogramas.
Dentro del caótico mundo de Pynchon y de la inaprensible película, estos dos fogonazos de música eran como un bálsamo que daba sentido a lo que veías desfilar delante de tus ojos....... y de ahí a la realidad más cercana.
Me explico:
Me había resistido duramente a la adquisición del penúltimo disco de Young, tan infumable como Sportello aunque este lo estuviera tanto como Lebowski.
Sin embargo The Monsanto Years terminó en mi discoteca por mor de unos Reyes Magos bien intencionados que interpelados por mi contrariedad adujeron que lo mío por Neil es puro vicio aunque no supieran sus Majestades que en este caso no es vicio propio.



2 comentarios:

El lobo estepario dijo...

Doc no es el Nota

Antonio Casado dijo...

Pues a mí me ha quedado ganas de verla otra vez.