18 mayo, 2016

MAREAR en el .........océano Neil Young

A propósito de la actualidad de Bruce Springsteen por estos lares y habiendo leído la crónica de su reciente concierto en Barcelona escrita por Ignacio Juliá me surge una extrapolación al hilo de lo que reflexiona acerca del Boss:
".....aunque lleve décadas sin entregar un disco de la importancia de The River, álbum que le situó en la pista de despegue hacia un éxito desmesurado."

Oráculos, playeros incondicionales y paseantes entregados en general ¿ cuánto tiempo llevamos nosotros sin recibir un disco de la importancia de cualquiera de los que tenemos en nuestra cabeza, sin ir más lejos el que honra este blog?
¿ Cuántas veces habéis vuelto al Are You Passionate ?, Fork in the Road, Americana,  A Letter Home,  Storytone o The Monsanto Years ? por nombrar solamente alguno de los divertimentos últimos de Neil y no remontarnos a décadas ominosas que todos tenemos en la memoria.
Debe ser que como dice Juliá : "..... Es el precio que pagamos al haberle tomado por sobrehumano. Nadie lo es."
PD. Cualquier acepción del verbo se puede conjugar a gusto del usuario.
                                                          
                                                           


13 comentarios:

ivaxavi dijo...

Paco, yo debo ser raro, si que vuelvo a muchos de los discos ignorados de estos últimos divertimentos. ;-) Más todavía, cuando El Tío 'revisa' algunos temas de dichos discos en los directos. Algunos temas me parecen míticos, clàsicos...

Jose dijo...

Pues yo no me iría muy lejos:Psychedelic Pill en 2012. Si nos remontamos un poco más atrás, Greendale en 2003.Me ha gustado el título del post :-)

El lobo estepario dijo...

Creo que la relación de divertimentos es bastante benévola.
Honesta y sinceramente:
si no hubiera sido Neil Young ¿ habriáis comprado los discos ?

Anónimo dijo...

yo diria que de los ultimisimos si que sigo disfrutando y poinchando el LIVING WITH WAR o por ejemplo con LE NOISE por ser algo "diferente". Se considera SLEEP WITH ANGELS?

wherter dijo...

Tampoco hace tanto de "Le nois", para mí otra maravilla de Young

Antonio Casado dijo...

Yo, últimamente, debo tener una crisis de fe. Si para julio no se me pasa voy a tener que desempolvar muuuuuuuchos de mis discos.

Tasio Martín dijo...

Por aquí otro raro, como ivaxavi. No veo problema con sus últimos discos, me siguen aportando buenas vibraciones, sean musicales, tecnológicas, sociales o simplemente mundanales; por eso los compro, y sin necesidad de audiciones previas. Disco actualmente cargado en el coche: The Monsanto Years

Paco dijo...

Vaya por delante que a raro no me gana nadie, cuando Antonio nos preguntó con motivo de los 70 ...... yo elegí entre otras Winterlong y quedé automáticamente clasificado por él en la categoría de freak.
Ahora a lo que nos ocupa - ¿preocupa? - : decir que el propósito primero del post era agitar las aguas del océano que llegan mansas a nuestra playa. Somos complacientes y nos falta la crítica que todo aficionado( Ángel Álvarez dixit)leal debe a su estrella.
Pero no solo eso. Después de ver vuestros comentarios me sigue quedando la sensación de la crisis de fe que apunta Antonio.
Vayamos por partes: si los elogios van de vibraciones .... tecnológicas (¿ A Letter Home ?), sociales o mundanales, pues como que este no es el Neil Young que he querido durante tanto tiempo.
Y no creo que en ninguno de los discos de la benévola relación se pueda encontrar ningún corte que alcance la categoría de mítico o clásico. Si tan donosamente otorgamos esos méritos podemos caer fácilmente en vaciar de contenido las mismas palabras que destinamos para otras canciones que sí lo son.
Y en cuanto al Psychedelic le sobran algunos cortes y Greendale....
deciros que no los mencioné porque son mejores que los citados, al igual que Le Noise - ¿desde cuando la producción es tan relevante ? - pero es que como dice el Lobo Estepario he sido benévolo.
Por supuesto que todo lo anterior va sin ánimo de polemizar ni mucho menos ofender. El poliedro de Neil irisa en muchas direcciones y su luz nos alcanza a todos de manera diferente.

Paco dijo...

Ah ! se me olvidaba.
Si no hubiera sido por aquello del coleccionismo unido a estar marcado indeleblemente como fans de Neil y por consiguiente ser objeto de regalos en distintas fechas.......
yo honesta y sinceramente NO los habría comprado.

Jose dijo...

Fork in the Road, rotundamente no lo habría oomprado. americana, posiblemente tampoco. Alguno de la Performnace Series tampoco. El resto creo que sí, aunque tendría que pensarlo un poco mejor.

johnphillips1981 dijo...

Estamos en 2016, hagamos la perspectiva desde 2006 (10 añitos). A mí Chrome Dreams II me gusta bastante, Fork in the Road es un truñete donde se salvan dos temas a lo sumo, Le Noise me parece tremendo, Americana da para tres escuchas y no volver a poner en el reproductor, la Pildora es sobresaliente, A Letter un bluf, Storytone tiene cosillas, pocas la verdad, de hecho creo que ahora mismo solo me acuerdo de un par de temas, y a mí Monsanto sí me gusta. Bueno, sí destaco cosas en esta última década, bien es cierto que también hay bodrios casi imperdonables.

Voy a volver a darle una escucha a Storytone para desempolvar cuales eran esos temas salvables.

Ramonet dijo...

Un poco más atrás me quedo con Greedale. Sobresaliente, lo escucho con mucha frecuencia,tiene ese ritmo adictivo de estar siempre como a punto de desatar un huracán. La píldora es la leche. Neil + CHUS volvió a funcionar. Lo demás....se salvan canciones.

Pepe dijo...

Yo estoy bastante de acuerdo con Antonio Casado y su crisis de fé.
Exceptuando algunos temas de la píldora, los últimos 8-9 años nada de nada. Que suena de maravilla con los POTR ? no lo dudo, pero no creo que se tate de eso. Yo creo que en vez de fichar a los niños, podía haber pensado en repescar a gente como Nils Lofgren, por poner un ejemplo, que me consta que no pondría ninguna pega en volver con él.
Para mi gusto, preferiría que este tour lo hiciera él solo en acústico ya que no podemos disfrutar de CH, antes que con POTR.