23 marzo, 2020

“Es mejor arder que apagarse lentamente”: la historia de uno de los versos más controvertidos del rock

Neil Young, con una lata de cerveza en la mano, hablando con la cantante Nicolette Larson en la presentación de la película y disco 'Rust never sleeps' (donde se incluye 'Hey hey, my my (into the black)'. La fiesta fue en agosto de 1979 en Los Ángeles.

Con 'Hey hey, my my (into the black)', Neil Young enfadó a los músicos de su quinta (con John Lennon a la cabeza) y comparó a Johnny Rotten con Elvis Presley. Cuando Kurt Cobain citó la frase en su nota de suicidio no hizo más que agrandar la leyenda de una canción que ha cumplido 40 años



Artículo de la revista ICON-EL PAÍS aparecido el pasado 31 de Enero y escrito por Jaime Lorite.







No hay comentarios: