10 noviembre, 2008

A John Lennon no le gustaba desvanecerse ni quemarse

Aquella conocida estrofa de Hey, Hey que tanto dio que hablar cuando Kurt Cobain decidió que ya había llegado su hora el 5 de abril de 1994, ya había sido contestada años antes, nada menos que por John Lennon, otro icono de la música popular del siglo XX.
Al parecer, al ex-Beatles no le hacía gracia eso de desvanecerse y mucho menos quemarse. Su opción era sobrevivir.
A eso, Neil Young le contestó en 1982:

El espíritu del rock'n'roll no es la supervivencia. Por supuesto que las personas que tocan rock deberían perdurar. Pero la esencia del espíritu del rock'n'roll, para mí, es que es mejor quemarse siendo realmente brillante que entrar en una especie de espiral de decadencia.
Aunque si usted lo mira de una forma juiciosa, entonces siempre pensará, "Bueno, sí ... usted caería completamente en la decadencia, y debería continuar adelante".
El rock'n'roll no mira tan lejos.El rock'n'roll es ahora mismo. Qué está ocurriendo de verdad en este segundo. ¿Es brillante? O es mediocre porque está esperando a mañana - eso es lo que la gente quieren saber. Y por esa es la razón por la que digo eso.

¿Que piensas al respecto? Incluye tus comentarios. No hace falta registro.
Gracias a Tom "Zumafan" por el dato.

5 comentarios:

skelter dijo...

My Oh My...
Vaya un post!
Mi tío Neil y mi hermano John...

Creo que durante una etapa de su juventud, quizás la más bisoña ante el éxito, ambos eran muy similares. Después sus actitudes fueron alejándose cada vez más.
En la etapa en que eran los dos almas gemelas, nunca se hubieran planteado una pregunta así. Los dos estaban destinados a arder con un brillo cegador... y a quemarse.
Solo las circunstancias eligieron el modo de sobrevivir o sucumbir, el destino y la casualidad.
El tío Neil sobrevivió sin darse cuenta de como -a mi entender- lo logró. John en cambio mentía al hablar de supervivencia; era un auténtico suicida en todos los ámbitos y la tan reconocida y aclamada etapa de productividad musical nula en aras de una presunta dedicación familiar lo convirtieron en lo que él nunca quiso ser.
Cuando estás en el meollo de todo, las cosas se suceden por si mismas y son arrastradas por la propia inercia.

Quizás son dos de mis más admirados creadores del arte del rock.
Neil, el personaje más honesto de toda la historia del rock, John, el más complejo, chulo y contradictorio.
Y los amo por encima de esta u otra declaración bajo estimulo y circunstancia diversa.

Saludos y perdón por el derrape nocturno.

Paco dijo...

Yo estoy encantado que Neil cumpla pasado mañana 63 y que siga vivito y coleando por muchos más. Larga y productiva vida a Neil.

Ramonet dijo...

Neil Young es el espíritu del Rock & Roll personíficado. Siempre activo, siempre vivo, siempre Neil. Verlo en el escenario es saber el porqué del Rock & Roll. La juventud y el inconformismo no es una cuestión de edad y sino que nos lo digan a los rusties.
Por cierto, ya me gustaría llegar a los 63 en su forma. Después de su grave operación en el riego sanguieo de su cerebro, la mayoría se habría venido abajo.
Por cierto, repito una vez mas, mas de de 40 discos editados...eso es trabajo. Lo digo porque otros muchos, algunos seguidos por mí, no llegan ni llegarán jamás a este nivel capacidad productiva. Y mucho menos hoy en día, discos cada 3 o 4 años... y en los 70 había gente que sacaban 2 y 3 en un año y encima buenos.
Larga vida, Mr. Young.

Anónimo dijo...

No creo que haya contradicción alguna. Todos somos unos supervivientes, más si te gusta Neil o Lennon, en este mundo de mierda.
Viva Tweedy, que recoge la bandera de la honestidad rocker

El lobo estepario dijo...

Hole en la canción "Reasons to be beautiful" del álbum CELEBRITY SKIN (1998) :
it's better to rise than fade away