17 noviembre, 2009

No digas que no




..... no era triste, su desamor era el nuestro, su pena la mía y sigue siendo mía la tristeza de su ausencia.

Pero a tu lado siempre Enrique,
que las cotidianas derrotas lo son menos si tú las cantas.



P.D.
Los siento, no solo de Neil vive este paseante de la playa.

5 comentarios:

Alfredo dijo...

Y esto que tiene que ver con Dios?

Ricardo dijo...

Que usaban seis cuerdas en la guitarra, porque otra cosa no creo.....

Paco dijo...

Queridísimo Alfredo, hermano en Dios:
Los caminos del Señor son inescrutables y todas las criaturas son hijas suyas, y como tal es caritativo darle cobijo junto a los demás miembros de la grey que han sido acogidos bajo sus legítimos pastores bajo advocaciones tan generosas como escuchar, inspiración, modelo, versión, influencia, parecido, atención....:
Iván Alonso;Shocking Beards; Dan Fogelberd; Martina/Belen Gopegui;Son and The Holy Ghost;Alejandro Mainza, Dinosaur Jr.; Txabi Arnal; Bobby Bare, Jr.;Peter Gabriel; Quique González;León Gieco; Rustie Kastuo;The Nightblooms, Big John;Viok and Doll; King of Prussia; Depedro; Matt Sheehy; Jorge Pérez.......
La playa es amplia, abierta y en sus arenas hay sitio.
Si los demás se han ganado sin tu protesta el derecho a estar, sepas que Enrique tanto cuando era Tos o cuando era Secretos también:
http://enlaplayadeneil.blogspot.com/2008/10/no-llores.html

ivaxavi dijo...

Paco... ¡qué susto!
Me he puesto a leer este comentario en serio, y he estado a punto de huir!
Que sí, Paco. El Tío es el Tío, y sus sobrinos deben tener sitio en esta Playa y más tocavía el Urquijo. No digas que no!

Paco dijo...

Alfredo, ya sé que no te he servido de ayuda; quizá debieras preguntar a Santiago Alcanda cuya autoridad es infinitamente mayor de la que yo carezco.
Si tienes a bien o curiosidad(o incluso las dos cosas), mira el playlist y escucha su programa de ayer en Radio3:
http://blogs.rtve.es/como-lo-oyes/posts
http://www.rtve.es/podcast/radio-3/como-lo-oyes/
respectivamente.
PD.- gracias a Francisco de Asís por el aviso.