11 mayo, 2010

Barzin en Algeciras

Anoche y casi de sorpresón, porque nos enteramos en el último momento, nos salió de la chistera de la Universidad de Cádiz sin comerlo ni beberlo el fantástico concierto de los canadienses de Ontario (¿Quien mas era de allí?) Barzin.

La banda lleva el nombre de pila de su frontman que aunque canadiense, es de origen iraní, y además de él se compone de: Nick Zubeck, Marshal Bureau, Darren Wall y Robbie Grunwald.
A falta de bajo, la sección rítmica se compone de metalófono y batería, a ratos sustituyendo el metalófono por acordeón. La guitarra eléctrica de Nick Zubeck se alternaba también para recrear paisajes y carreteras desérticas con una lap steel guitar que sonaba de gloria. Barzin en todo momento armado de guitarra acústica, timido en la oratoria mas no en el riesgo compositivo lírico y musical que asume.

















Canciones de amor y desamor tocadas con cadencia pausada que recreaban atmósferas de gran intensidad y que te pedían no querer salir nunca de ellas. Por la mente de uno pasaban retazos de sonidos mas del sur, South San Gabriel, Caléxico, Giant Sand.

A la salida charlaron con la audiencia y aunque no llevabamos nada preparado pudimos arrancarles unas cuantas confidencias sobre otros paisanos universales. Barzin confesó sentirse fascinado por "On the beach" y "Everybody knows this is nowhere" aunque a la hora de hacer versiones se quedaba con otro canadiense ilustre y atormentado Mr Leonard Cohen. Los chicos de la banda se decantaban también por "On the beach" seguido muy de cerca por "Zuma" "Harvest" y "Tonight´s the night" y a la hora de versionear, les molaba "Cortez The Killer". Hablamos de las ventajas que tenía la "lap steel guitar" sobre la "pedal steel guitar"especialmente para llevarla de gira. Sobre las influencias del acordeonista que prefería los tangos argentinos y la música gitana (Django Reinhardt) al tex-mex de Flaco Jimenez.

Total que como empezaba esta humilde crónica sin comerlo ni beberlo pasamos un rato de los buenos de verdad, de los que quedan impresos para siempre en la memoria de algunos cronistas de esta playa y todavía les quedan fechas por España. Abrazos

2 comentarios:

Antonio dijo...

Un concierto precioso del que yo me traje un pedazo de vinilo firmado por todos gracias a los trabajos de Isabel (la hija de Manolo).
Así que ya sabéis.

manologranpa dijo...

La suerte la tuve yo al dejarme el vinilo para que lo firmaran.
Y sí, fue más que precioso.
Isabel