20 noviembre, 2013

La receta canadiense para salvar la música propia



...Eso explica que Canadá terminara exportando música a Estados Unidos. Y eso incluía música deslenguada, crítica con la sociedad estadounidense. Se me ocurre el feroz “American woman”, de The Guess Who, un rechazo de la América enfangada en la guerra del Vietnam y los enfrentamientos raciales. Más específica era “Signs”, de Five Man Electric Band, que retrataba la polarización social de EEUU, con un hippie que se encuentra con hostilidad y amenazas en su viaje por la “tierra de la libertad”. Ambas son de 1970. Para entonces, el rock canadiense había recibido una transfusión de apoyo mediático.  

 ...Y el Ontario Music Fund se pone en práctica a pesar del llamado Efecto California. Es sencillo y desolador: las estrellas que se forjan en Ontario -Paul Anka, Neil Young, Robbie Robertson, Joni Mitchell, Avril Lavigne, Drake- terminan emigrando a Estados Unidos. Lo cual suena a traición...si no has vivido los tremendos inviernos de Toronto

Un nuevo guiño de D.A. a nuestros paisanos en su blog Planeta Manrique