28 abril, 2013

Waging Heavy Peace V, Will To Love


Una cosa lleva a la otra y escuchando este maravilloso Chrome Dreams Rust Edition del post anterior, pues me ha venido a la cabeza la lectura de Waging Heavy Peace y un capítulo que dedica precisamente a esa preciosidad de canción llamada "Will To Love" editada finálmente en el American Stars & Bars, y que dice así:
"Hay una canción que escribí en mitad de la noche frente a mi chimenea en el rancho, que creo que es única en su forma y conciencia. Es ciertamente larga y de alguna manera ambiciosa en algunos aspectos. Era 1976. Grabé esta canción en un pequeño casette Sony que tenía la siguiente frase escrita y cubierta con celofán, pegado por David Briggs durante las sesiones de Zuma, justo debajo de la marca Sony:
"La vida es un sandwich de mierda. Te lo comes o te mueres de hambre"
El casette se abría justo por debajo de la marca así que leías la frasecita, cada vez que ibas a meter la cinta o darle la vuelta.
Estaba sentado en el suelo, era tarde y grabé la canción frente a la chimenea y con el casette en un bolsillo junto al corazón y a tres pies del fuego, así que puedes oir el chisporroteo del fuego al mismo tiempo que yo tocaba mi vieja Martin y cantaba "Will to Love", la historia de un salmón nadando río arriba. Cargado con mis propios sentimientos de amor y supervivencia, la grabación aparece solitaria en mi trabajo por su estilo "audio verité"  una grabación en directo, a la que se le añadió después una producción masiva, que solo presentaba los aspectos mas importantes y otros fragmentos o partes, el sonido del fuego, y el sonido como grabado debajo del agua que recrea el vibrato.

"It has often been my dream                            "A menudo ha sido mi sueño
To live with one who wasn´t there                    Vivir con alguien que no estaba allí
Like an ocean fish who swam upstream            Como un pez del mar, que nada río arriba
Through nets, by hooks, and hungry bears.      A través de redes, anzuelos y osos hambrientos.

Wen the water grew less deep                         Cuando el agua se hace menos profunda
My fins were aching from the strain                  Y mis aletas doliendo por el empuje
I´m swiming in my sleep                                   Nado en mis sueños
I know I can´t go back again."                         Se que no puedo volver."

Tenía que salir al día siguiente para Miami, para continuar grabando el disco de Stills-Young Band con Stephen por la mañana, el avión salía muy temprano y decidí quedarme despierto y llegar a tiempo al aeropuerto para el vuelo. Tenía algo de maría y había escrito la letra en un trozo de papel y decidí cantarla en una sola toma y desde el principio, de manera que tuviera algo que enseñar a Stephen y a la banda en Florida. No volví a escucharla aquella noche, ni siquiera volví a pensar en ella. Era un poco complicada en el hecho de que había partes que tenían que ser añadidas mas adelante y que no podía cantar en ese momento ya que había que ir metiendolo por capas. Así que decidí cantar pequeñas partes de coros y después volver a los versos y desdoblamientos.
La cassette con esa canción nunca se escuchó para las sesiones con Stills. Era demasiado sensible y compleja y no encajaba con el resto de los temas que estabamos grabando, así que la guardé para mas adelante. Mas adelante llegó en unas cuantas semanas, cuando estaba de vuelta en Malibú en mi casa de la playa, una preciosa casa pequeña que había comprado en Sea Level Drive, al final de la carretera y junto a la playa. La casa era una maravilla, una cabañita estilo Cape Cod, totalmente cubierta por buganvillas. El techo y los muros de fuera tenían también parras y trepadoras con flores por todas partes. Era un lugar magnífico, que yo amaba, situado junto a un montón de verdes árboles perennes y junto al mar a la vez. Una gran roca en el mar justo frente a la casa, y la playa seguía durante millas a la derecha y ninguna casa mas junto al mar. Estaban todas en lo alto del acantilado que empezaba al pasar mi casita. Aquello era el paraiso. La actriz Katharine Ross vivía allí antes de que yo la comprara y estoy seguro que se fue con gran tristeza.
Entre la maleza junto al patio, había una estatua de un jefe indio con su traje y su penacho, una obra de arte. Unos años mas tarde Pegi y yo nos casamos allí y Briggs fue mi padrino. La casa y el patio, fueron mi orgullo y alegría, allí escribí un montón de canciones.
Así que una tarde, subí con Briggs a Indigo Ranch a grabar. Los estudios Indigo Ranch estaban arriba en los cañones que hay sobre Malibú, al final de la misma carretera, con una preciosa vista del cañon, justo frente al estudio. El lugar era magnífico y tenía un gran sonido, con un equipazo que le encantaba a Briggs. El dueño Richard Kaplan, estaba realmente en el tema, el mismo era ingeniero y lo mantenía realmente bien. El lugar era perfecto y David me grababa allí muy a menudo. Nos encantaba estar en ese estudio.
Pedí a Briggs que trajera un montón de instrumentos incluyendo bateria y bajo, también un vibráfono y algunos de mis viejos amplis incluyendo el magnatone con vibrato stereo junto a  algunas otras cosas. Teníamos todo arriba cuando llegamos. Siempre nos fumabamos un canuto por el camino y nos sentíamos bien mientras pasabamos por casa de Garth Hudson (The Band) en el camino. Era la última casa antes del estudio que estaba una media milla mas adelante. Por el camino me di cuenta que no había manera de poder cantar o tocar la canción otra vez, y no lo he vuelto a hacer desde entonces. Le dije a David que simplemente le pondría la canción en el casette a través del Magnatone con vibrato, para que sonara como si estuviera bajo el agua a ratos durante la canción, sobre todo mientras la letra tomaba el punto de vista del salmón. Esto fue lo primero que hicimos. Mas tarde empezamos a meterle capas de instrumentos de uno en uno. Las drogas empezaron a fluir y pronto estabamos en mitad de la noche y todavía andabamos duro con ello. Estaba bocetando mas que pintando las pistas. Los instrumentos entraban y salían, indicando su presencia pero sin intención de quedarse. Toqué algunos ritmos en la batería durante una sección, solo siguiendo a la musa. Después canté todos los coros, rellenando con ellos de manera que estaba cantando sobre mi misma voz y añadiendo las entradas a la vez.
En algún momento en mitad de la noche, hicimos ls mezcla. Era la manera perfecta de trabajar. Todo a la vez y de una. Poner una cinta y mezclarla inmediatamente mientras la imagen sigue fresca. Cuando los últimos acordes se apagaron, sentí las manos del señor Briggs masajeandome la espalda, mientras me senté delante de la consola con la cabeza entre mis manos, mis ojos cerrados y cubiertos, sólo escuchando. El sonido fluía en cascada hacia y  alrededor mío y yo nadaba en él. El trabajo estaba hecho. Este recuerdo es uno de mis momentos favoritos y un ejemplo perfeccto de una gran vida junto a mi amigo David Briggs, que me guió y asistió en cada viaje que decidí hacer a traves del mundo de la música.
Llegó el momento de saltar al coche para volver despacito hasta el nivel del mar, cuidadosamente y evitando cualquier acto que llamara la atención del sheriff que patrullaba por la autopista Pacific Coast."

Disfrutar del tema mientras la lectura. Abrazotes

3 comentarios:

Joserra Rodrigo dijo...

lalalalala....lalalalalalalal. Emociona! Man, me puedo llevar esta jouya al Castles, huele a madera quemada, huele a Home.Abrazo,will to love!

Anónimo dijo...

Mi aportació, lo escribí hace un tiempo: http://elespiritudepavese.blogspot.com.es/2005/10/will-to-love.html

manologranpa dijo...

Gran entrada sr Sanchez Bolin, mucho gusto de leerla, como ves diste en el clavo a parte de lo que nos gusta la canción. Un abrazo y keep on Bloging.....