02 noviembre, 2014

En clave de historia: Flores de plástico

Neil siente que ha errado el camino y, lo más grave, que ha tardado demasiado tiempo en darse cuenta de ello en la complacencia de que lo estaba haciendo bien. Un recorrido junto al río le permite ver las marcas del nivel de agua de antaño pero ahora, aún cantando una canción, la arena que se escapa del puñado cogido en la ribera está cayendo sobre un cauce seco. También puede que esté en el cauce artificial utilizado en la construcción del oleoducto, esa amenaza que se ha presentado con la intención de dañar todo lo que siempre ha amado. Así las cosas, y sabedor de que cuando esta vez sea llamado a filas ya no va a poder alegar, ofrece estas flores a modo de esperanzada guía para caminantes en activo.


 
 
 
 
 
 
 

(Ver el vídeo en ventana completa)

 
 
 
 
 
 
 

 Plastic Flowers


In the summer time
we met to see a threat
that came to harm
something we both loved
and as the hours past
we talked until it last
it came the time to part
 
I was doing well
and I thought she liked my style
i had no business thinking like that
but I've lasted quite a while
I got my promises made
but before the timeless father
I showed plastic flowers
to Mother Nature's daughter
 
She held a vase
her mystic gaze
brought them to life
I was amazed
she turned to me
with a tear in her eye
 
We went to give our thanks
along the river banks
and watched the water flow
as it rolled along
 
She scooped some river sand
and held it in her hand
and sang a little song.
We saw the waterlines
left there from ancient times
I watched the sand follow through her fingers
on the shore so dry
 
I was doing well
and I thought she liked my style
I had no business feeling like that
But it lasted quite a while
I got my promises made
but before the timeless father
I showed plastic flowers
to Mother Nature's daughter
 

  Flores de plástico


En el verano
nos reunimos para mirar una amenaza
que se había personado para dañar
lo que ambos tanto habíamos amado
y conforme las horas transcurrían
hablamos hasta que finalmente
llegó el momento de separarse.
 
Para mí que lo estaba haciendo bien
y pensé que a ella le gustaba mi estilo.
No le dí demasiadas vueltas a la cuestión
pero se ve que tardé más de la cuenta.
Así que puse en claro mis ideas
y adelantándome al padre eterno
ofrecí unas flores de plástico
a la hija de la Madre Naturaleza.
 
Ella sostuvo un jarrón.
Su mirada mística
las trajo a la vida.
Yo estaba sorprendido.
Ella se giró hacia mí
con una lágrima en su ojo.
 
Fuimos a dar las gracias
a lo largo de las riberas de los ríos
y observamos el agua
en su fluir.
 
Ella cogió un puñado
de arena del río
y cantó una canción.
Vimos las marcas del nivel alcanzado
por las aguas en tiempos pretéritos.
Me fijé en cómo la arena escapaba de entre sus dedos
para caer sobre el seco cauce.
 
Para mí que lo estaba haciendo bien
y pensé que a ella le gustaba mi estilo.
No le dí demasiadas vueltas a la cuestión
pero se ve que tardé más de la cuenta.
Así que puse en claro mis ideas
y adelantándome al padre eterno
ofrecí unas flores de plástico
a la hija de la Madre Naturaleza.