18 mayo, 2014

Retorno al pasado

Hay un fuerte sentido de comunión personal en la intimidad sin pulir de A Letter Home, especialmente con esos mensajes a su madre - un recuerdo de unos tiempos de antes de las descargas y los CD. Ese sentimiento de unión directa, emocional, de su infancia: ¿Cree que puede que volver de nuevo a la gente? ¿O ese caballo ya se ha quedado en el establo con los iPods e iTunes?

Siempre va a estar ahí. La gente puede haber sido llevada lejos de él, distraída de él. Ya sabe, es difícil juzgar la respuesta a su pregunta, porque nunca ha habido una alternativa. La gente va donde la tecnología los lleva. La Tecnología está aquí para servirnos, para hacer nuestra vida mejor.

En este caso - la música - la conveniencia de la tecnología era tan deslumbrante que se sobrepuso a la civilización, creando el mayor vacío hasta ahora en el sonido grabado. Es una oportunidad para el cambio y el redescubrimiento, para preservar el mundo del audio y de la historia del sonido grabado de una manera que le haga justicia. Es un gran regalo para todos los que aman la música – para, finalmente, escucharlo de nuevo. Eso es lo que estamos tratando de hacer con Pono - les damos una opción. Hey, esto es América! [Risas] ¡Libertad de elección!

¿Qué hace un sonido como A Letter Home en Pono? ¿Los arañazos suenan mejor?

Es tan lo-fi que suena muy bien, sin importar donde se toque.

Mi primera imagen mental, cuando escuché el disco, era que usted estaba en una cabina, llamando desde 1929, en el pasillo de la primera sesión de Charley Patton.

Algo así fue lo que yo sentí. Jack y yo pensamos, "Hombre, esto es genial. Hagámoslo". Toqué para mi buen amigo John Hanlon [ingeniero de Young desde Ragged Glory (1990) y co-productor en 2012 de Americana y Psychedelic Pill]. Cuando él escuchó la armónica y la guitarra juntas, fundidas en ese micrófono, con ese viejo sonido, se asustó: "Dios mío, hemos estado tratando de conseguir este sonido durante años ¿de dónde es esto.?" Le dije: "Hey, hombre, es sólo un micrófono, y yo estoy en una caja".

¿Como hicieron usted y Jack para entrar juntos en la cabina durante los duetos?Especialmente en el del piano [Willie Nelson "On the Road Again"]?

Pusimos el piano junto a la cabina y dejamos la puerta abierta. Jack estaba tocándolo, cantando sobre el piano, junto a mí. Yo estaba de pie entre el piano y el micrófono. En el caso de la canción de The Everly Brothers ["I Wonder If I Care As Much"], Jack y yo estuvimos tocando las guitarras. Estaba de pie en la puerta, cantando por encima de mi hombro.

En la cabina

De la entrevista de David Fricke, en Rolling Stone.